Lunes-Viernes: 10am - 20pm
645482870

Solicitar Evaluación


Si deseas ser atendido por nuestro equipo de psicólogos de Madrid tan solo debes solicitar una evaluación. Te atenderá nuestro equipo de psicólogos de Madrid especialistas en clínica.

Contacta con nosotros
clinica psicologos madrid

clinica psicologos madrid

“Andar en bici es como la vida; para mantener el equilibrio, necesitas estar en marcha”
 
(Albert Eínsteín, 1879-1955)

Últimos articulos de nuestro blog sobre psicólogos y psicólogia en Madrid

El rendimiento en equipo

AddThis Social Bookmark Button

EL RENDIMIENTO EN EQUIPO

 

El deporte y trabajo en equipo aporta al deportista una motivación intrínseca y un esfuerzo extra, los deportistas con peores marcas en solitario las mejoran al competir en quipo.

 

En los equipos, los menos valorados dentro del grupo tienden a mejorar para no ser comparados y descritos como los peores. Éste fenómeno fue denominado como efecto Köhler.

 

El refuerzo que aporta el   equipo a niños, adolescentes y adultos es mucho mayor que practicar cualquier actividad en solitario y se puede llegar incluso mucho más lejos en  los resultados.

 

La competitividad, la necesidad de éxito, el miedo al fracaso y no querer decepcionar al grupo, hace que el rendimiento de la persona aumente.  A más motivación mayor rendimiento.

 

En el equipo cada miembro tiene un rol orientado a una tarea específica dentro del grupo con la meta última de ganar o conseguir un objetivo específico, compartida con el resto. Dentro del equipo, se requieren bases de interacción, discusión y cooperación unidas por el objetivo común.

 

La cohesión de un equipo se entiende como el grado de consenso entre los miembros del grupo. Esto influye en la percepción de pertenencia a un proyecto  o situación e interés común. Esta cohesión es un motor que hace que la motivación de logro se dispare, generando resultados excepcionales.

 

La motivación de logro produce energía que se orienta a la acción y  a una meta determinada, los componentes del grupo que consideren que tienen las  habilidades necesarias estarán dentro de este equipo, los que se perciban carentes de estas habilidades no estarán en el equipo o dejarán de estarlo.  En el caso de los que se consideren hábiles con respecto a la tarea, experimentarán emociones que aumentarán  la motivación y el esfuerzo invertido en el equipo.

 

La productividad, el rendimiento, el desempeño, son la suma de las parte del grupo, cada rol de equipo es importante y así se debe sentir cada miembro.

 

Es importante fomentar  buena comunicación entre todos los participantes, generando un clima abierto a las necesidades de cada uno. Que haya un feedback sincero y honesto por parte de los compañeros y también de los gerentes o entrenadores, genera una sensación de pertenencia que hace que el compromiso de los miembros con el grupo vaya en aumento, a la vez que el orgullo, la amistad y el compañerismo se vuelven parte de la filosofía grupal.

 

Los equipos de alto rendimiento suelen estar caracterizados por lo siguiente: apoyo, confianza, paciencia, compromiso, humor, compatibilidad, cooperación, adaptabilidad, amistad, coraje, entusiasmo y generosidad.

 

Un buen clima psicológico es fundamental para el desarrollo de un equipo. Este tipo de clima se consigue de forma natural, pero se puede incrementar haciendo dinámicas especiales para generar confianza y buena comunicación.

 

el coaching de equipos ayuda a desarrollar formas de comunicación sanas y que potencian el rendimiento de las personas. Los psicologos expertos en clínica y en coaching en Madrid, pueden ayudar a tu equipo a alcanzar resultados excepcionales.

¿Qué es el amor?

AddThis Social Bookmark Button

¿Qué es el amor?

 

Desde que existe la humanidad se ha tratado de abordar este tema desde múltiples perspectivas entre ellas la literatura, el arte, los cuentos, el cine, la filosofía y desde los últimos años también desde la psicología. Ha resultado de un gran interés resolver los interrogantes sobre  en qué consiste eso que muchos sentimos, y otros muchos dicen no sentir.

 

El amor tiene un soporte orgánico, nuestro cuerpo experimenta cambios y reacciones químicas a las cuales respondemos con nuestra conducta visible… pero, son estas reacciones producto de nuestro cuerpo exclusivamente, ¿o tienen  que ver con  la interacción con la persona amada?

 

El protagonista de esta historia es la Dopamina, un neurotransmisor que opera en nuestro cerebro en las reacciones de placer, emociones y sensaciones de este tipo están reguladas por esta sustancia.  Cuando decimos que el amor es como una droga es verdaderamente así, la dopamina está relacionad con las adicciones a sustancias.

 

Por lo tanto el amor es una droga “sana” pero,  ¿qué pasa cuando nos rechazan o nos lo ponen difícil?

 

Exactamente lo mismo que a un adicto que le falta su dosis, tenemos ansiedad. E incluso podemos llegar a obsesionarnos con nuestro objeto adorable, nuestra persona amada.

 

 

Desde la psicología social se han observado diferentes tipos de amor dependiendo de sus características:

La intimidad, la pasión y el compañerismo.

 

Combinando estas características se pueden clasificar todos los tipos de amor:

 

 CARIÑO: En este caso, no debe tomarse en un sentido trivial. Este es el cariño íntimo que caracteriza las verdaderas amistades, en donde se siente un vínculo y una cercanía con la otra persona, pero no pasión física ni compromiso a largo plazo.

 

ENCAPRICHAMIENTO: Es lo que comúnmente se siente como «amor a primera vista». Sin intimidad ni compromiso, en cualquier momento.

 

 AMOR VACÍO: Existe una unión por compromiso, pero la pasión y la intimidad han muerto. No sienten nada uno por el otro, pero hay una sensación de respeto y reciprocidad. En los matrimonios arreglados, las relaciones suelen comenzar con un amor vacío.

 

AMOR ROMÁNTICO: Las parejas románticas están unidas emocionalmente (como en el caso del cariño) y físicamente, mediante la pasión, pero no en el compromiso de estar juntos. Por ejemplo sería un amor de verano o relaciones de muy corta duración.

 

AMOR SOCIABLE O DE COMPAÑÍA: Se encuentra frecuentemente en matrimonios en los que la pasión se ha ido, pero hay un gran cariño y compromiso con el otro. Suele suceder con las personas con las que se comparte la vida, aunque no existe deseo sexual ni físico. Es más fuerte que el cariño, debido al elemento extra que es el compromiso. Se encuentra en la familia y en los amigos profundos, que pasan mucho tiempo juntos en una relación sin deseo sexual.

 

AMOR FARTUO O LOCO: Se da en relaciones en las que el compromiso es motivado en su mayor parte por la pasión, sin la estabilizante influencia de la intimidad.

 

AMOR CONSUMADO: Es la forma completa del amor. Representa la relación ideal hacia la que todos quieren ir pero que aparentemente pocos alcanzan. Sin embargo, Sternberg señala que mantener un amor consumado puede ser aun más difícil que llegar a él. Enfatiza la importancia de traducir los componentes del amor en acciones. «Sin expresión —advierte—, hasta el amor más grande puede morir». El amor consumado puede no ser permanente. Por ejemplo, si la pasión se pierde con el tiempo, puede convertirse en un amor sociable. 

 

Feliz relación amorosa…

¿Qué es el coaching?

AddThis Social Bookmark Button

 

En esencia se podría decir que el coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Diferenciamos aquí, ayudar a aprender de enseñar.

 

Se hace referencia aquí  al método socrático, la mayéutica, que utiliza Sócrates con sus discípulos para hacerles llegar a conclusiones o respuestas a través de preguntas.  La autonomía y sensación de responsabilidad que genera el ser uno mismo el que llega a la solución, tiene un poder transformador que orienta a la acción y es a la vez gratificante y motivador.

 

El nuevo modelo de la esencia del coaching sugiere que somos más similares a una bellota, que contiene en su interior todo el potencial para convertirse en un majestuoso roble. Necesitamos alimento estímulo y luz para crecer, pero el roble ya se encuentra en nuestro interior.

 

Timothy Gallwey, se dice que  el primero en crear un método simple pero generalizable para aplicar de inmediato a cualquier situación. Este método era claramente vulnerable de ser transformado por los aspirantes a coach, por sus creencias y actitudes dominantes.

 

 

Tenemos que hacer alusión al Mentoring, palabra que hace referencia más al consejo que puede darse a través de un experto en cualquier materia, es valioso en combinación con un proceso de coaching. El buen coaching, y el buen Mentoring, pueden llevar al individuo más allá de las propias limitaciones del coach y el mentor.

Como coaches, tenemos varias creencias base que nos ayudan a desarrollar los procesos de coaching. Entren las más importantes estaría la creencia de que existen muchas cosas que esperan a ser liberadas desde el interior de las personas;  es importante que el coach crea que el coachee tiene mucha más capacidad de la que está demostrando en la actualidad.

 

Para sacar lo mejor de la gente debemos creer que lo mejor está ahí; la crisis es el catalizador, y si lo liberamos podremos mantener unos niveles de desempeño superiores a los que tenemos en el presente.

 

Como último comentario relevante  a este respecto me gustaría añadir la evidencia empírica sobre la influencia de nuestras creencias sobre la capacidad de los demás influye directamente en su desempeño.

 

 

La aplicación del coaching sería infinita, en este caso las áreas de intervención serían: la motivación del personal, delegación, resolución de problemas, cuestiones de interrelación, creación de equipos, evaluaciones y valoraciones, desempeño en las tareas, planificación y revisión, desarrollo del personal y trabajo en equipo.

 

 

Todas estas áreas se podrían trabajar  formalmente

 

  • con sesiones individuales  y colectivas de coaching,
  • de forma integrada en el estilo gerencial de la empresa u organización.

 

El coaching es una estrategia de intervención que tiene como objetivo subyacente en todas sus prácticas el fortalecimiento de la autoestima de los demás, los directivos deberían ser objetivos, y actuar de modo autentico para mejorar el desempeño y las interrelaciones de las personas a su cargo. Es una forma de gestión, un  modo de tratar a la gente, una forma de pensar y un modo de ser.

 

UN BUEN LIDER

AddThis Social Bookmark Button

UN BUEN LIDER

 

No existe la menor duda de la estrecha relación que existe entre la personalidad del entrenador, jefe encargado de equipo y el rendimiento de las personas.

 

Un líder con un estilo apropiado genera rendimiento en las personas de forma natural, creando relaciones interpersonales sanas basadas en la confianza y una buena comunicación.

 

Hay mucha similitud en las características de personalidad y aptitudes que tiene un buen líder tanto en el ámbito empresarial como en el terreno deportivo.

 

 Entre las características de personalidad más relevantes que debe tener un líder, se destacan la facilidad para establecer relaciones personales encontrando en ellas un gusto natural, no es costoso para un entrenador relacionarse con muchas personas (no sólo los directivos  sino también subordinados y demás personalidades que integran  una organización empresarial, pública o institución deportiva), y además suelen ser personas sociables a las que les genera bienestar emocional el relacionarse con muchas personas.

 

Capacidad para detectar las necesidades en el trabajador o deportista, sin verse interferido por sus propios prejuicios o diferencias socioculturales con éste. Un buen líder, dispone de madurez emocional para empatizar con los demás y saber conectar con la necesidad de la persona, tiene además la predisposición de ayudar a solventar esas necesidades si está en su mano.

 

Sabe generar motivación en los momentos difíciles, y fijarse en las fortalezas de cada profesional y sacar lo mejor de cada uno. Utilizando su experiencia previa como deportista para ponerse en el lugar de quién en este momento está en una situación laboral complicada.

 

Perseverancia como base de éxito, un líder que  está alineado con esta creencia y la transmite a sus deportistas como base  principal para conseguir mejoría en el rendimiento sea cual sea la meta, hace que los esfuerzos estén más orientados a los resultados.  

 

A pesar de estar orientados hacia el éxito casi como una necesidad  menos evidente en otro tipo de personas, el buen líder posee un temperamento fuerte que le ayuda a gestionar las emociones y restablecerse tras cualquier fracaso, transmitiendo a sus trabajadores el error como  un aprendizaje y traduciendo el fracaso en nuevos objetivos a cumplir, motivando a la persona para  seguir trabajando duro y conseguir las nuevos objetivos a corto, medio y largo plazo.

  

Como conclusión podríamos decir, que una buena relación líder y trabajador es el factor fundamental que potencia o dificulta el rendimiento y buen clima de una organización, pero aunque la personalidad innata de cada uno es importante, siempre se pueden mejorar y adquirir aptitudes necesarias para ser un buen líder  y llevar a los profesionales a la excelencia.

 

Por este motivo, los psicólogos especialistas en el terreno del coaching en Madrid ya sea ejecutivo o deportivo, pueden ayudar a los responsables de equipo a descubrir y potenciar sus habilidades de buen líder para sacar lo mejor de sus trabajadores o atletas y de sí mismo.

 

El camino a la excelencia grupal es sencillo, agradable y eficaz, si se sabe cómo labrarlo.  

Dar el 100%

AddThis Social Bookmark Button

                                                      DAR EL 100%

 

El rendimiento de una persona en un momento crítico ya sea un examen, exposición o cita, se ve influido en primer lugar por el tiempo empleado en la preparación, experiencia previa  y la calidad de la misma. Y en segundo lugar aunque no menos importante, por la gestión emocional que realiza la persona en ese momento.

El rendimiento en una prueba de vida (ya sea profesional o personal) determinada, podríamos decir que  depende en igual proporción  de dos factores:

 

  • Por un lado el control voluntario depende tanto de las acciones corporales innatas y automáticas, como de las habilidades personales y repertorio adquirido previamente;
  • Y por otro, de los estados emocionales de excitación, tensión y depresión.

 

¿Por qué conformarse con el 100% de ti mismo  si puedes tener el 150%?

 

Para optimizar los resultados y obtener un extra en cualquier situación importante, es importante que seamos conscientes de nuestras capacidades psicológicas adquiridas, de los recursos aprendidos basados en nuestra educación y  de nuestras aptitudes innatas. Todas ellas juegan un papel importante a la hora de gestionar los estados emocionales que se dan en situaciones exigentes: excitación, tensión o ansiedad, y depresión.

 

 

Antes de darse un estado emocional determinado, actúan los siguientes procesos psicológicos: atención, percepción, imaginación,  memoria, recuerdos de eventos similares anteriores, nuestras creencias y pensamientos a cerca de lo que ocurrirá…  todos los procesos  reaccionan  en nuestra mente al unísono y provocan resultados medibles en nuestro cuerpo a la hora de la verdad.

 

 

Debemos en este momento echar mano  de nuestra capacidad reguladora que también es adquirida, aprendida y entrenada, para dirigir nuestra mente en los momentos importantes de competición.  Nos referimos en este caso a la voluntad, fuerza y seguridad en  nuestras decisiones, autocontrol, valor, etc.

 

 

El extra en estos momentos es por tanto algo que debes conocer y aplicar también en la preparación previa. Es trabajo del  coach o psicólogo el hacer consciente a la persona de la importancia que tienen  las habilidades mentales, no sólo  con el fin de aumentar la eficacia en tareas concretas  sino de sumar experiencias positivas en cada momento exigente en el trabajo o en la vida, dando el máximo de nuestro cuerpo y mente  en cada prueba.

 

Entrena  tu cuerpo en su capacidad de concentración,  no te olvides de  tu mente y que ambos trabajen juntos, nunca por separado. Integra tus emociones en tu día a día y observa tus nuevas sensaciones y la evolución en acontecimientos siguientes. Para hacer conscientes estos recursos naturales pueden ayudarte los psicologos especializados en clinica de Madrid.

 

 

¿Preparado?

El poder del lenguaje

AddThis Social Bookmark Button

El poder del lenguaje

 

El lenguaje crea realidades, una orden o un mandato cambia la conducta de quien recibe el mandato. Si estamos sentados en una clase y el profesor dice en voz alta: “levántense”  probablemente  todos los alumnos o en su defecto la mayoría, se levantarán.

 

 

De este mismo modo nuestro cuerpo responde y reacciona  a los mensajes que da nuestra mente, a través de nuestro pensamiento o lenguaje interno. Lo hacemos de manera automática muchas veces de forma inconsciente y durante todo el día.  Las características de este lenguaje interno afectan a nuestro estado de ánimo, depende de él  que disfrutemos de una tarea determinada o no lo hagamos y hace variar nuestra percepción de  lo eficaces que somos  y de nuestra sensación de  valía personal.

 

 

Mensajes como: “Voy superar mi marca”, “Puedo conseguirlo”, “Estoy en forma, puedo hacer lo que me proponga” o por el contrario mensajes del tipo: “Estoy cansado”, “Hoy no es mi día”, “No voy tan rápido como mis compañeros”, “No  aguantaré hasta el final”, tienen efectos diferentes en nuestras reacciones físicas y emocionales.

 

 

El  lenguaje interno o columna izquierda como denominan los coaches, es un  narrador que va explicando los eventos que vivimos en el presente mediante teorías, creencias, valores y recuerdos, todos adquiridos mediante aprendizaje a lo largo de nuestra vida.  Estas teorías y creencias no responden a ninguna evidencia empírica, son más bien de carácter irracional, basadas en generalizaciones, prejuicios o  absolutismos tales como: siempre, nunca, todo, nada…

 

El narrador dirige nuestro comportamiento de tal manera que puede acercarnos o alejarnos de nuestros objetivos más deseados. Para comprobar el poder de la columna izquierda te propongo un ejercicio: mientras que realices hoy tu entrenamiento, piensa y concentra tu atención en la palabra  y repítela durante unos segundos; sí, sí, sí, sí, sí, sí, sí, sí  y observa  qué sucede, cuáles son las sensaciones.  Más tarde, haz  lo mismo repitiendo la palabra No; no, no, no, no, no, no, no, no  y observa la diferencia.

 

¿Y tu narrador, te está alejando o acercando a tus objetivos?

 

Para ser cada vez más consciente de  la columna izquierda, solo tienes que concentrar tu atención en tu respiración, da igual el lugar donde te encuentres,  puedes practicarlo  en el trabajo, estudiando o  entrenando, y poco a poco irás habituando a  la mente a observar los mensajes que te dices a ti mismo y decidir si quieres hacerles caso, o no.

 

Para ayudarte a entrenar estas capacidades, puedes acudir a los equipos de psicologos expecialistas en psicología clinica en madrid.

 

Concéntrate, entrena  tu mente, fomenta  un lenguaje interno positivo y ¡alcanza tu objetivo!

 

 

Pensamientos, fuente de malestar.

AddThis Social Bookmark Button

Las distorsiones cognitivas son pensamientos y creencias que nos limitan y nos producen malestar emocional. 

Atienden a características absolutistas, generalizadoras, dicotómicas, catastrofistas y que prestan atención seleccionando del ambiente lo que corrobore espectativas y creencias.

 

Este tipo de pensamientos son automatizados, de caracter irracional que cuesta hacerlos conscientes y están en la base del sufrmiento. En la medida que seamos conscientes de que tenemos este tipo de pensamientos podremos observarlos como distorsiones de pensamiento y asi minimizar su efecto en nosotros. 

 

Cambiar el lenguaje que empleamos para describir nuestro mundo y puede ayudarnos a describir lo que sucede de una manera más funcional; el lenguaje transforma, cambia, produce realidades... si nuestro lenguaje interior es de caracter negativo y limitante,  no nos ayudará a conseguir lo que queremos, además de las emociones negativas que nos evoca e impiden que disfrutemos, seamos creativos, salgamos de nuestra zona de confort y tengamos sensaciones de plenitud.  

 

Estos son los ejemplos más comunes de las distorsiones cognitivas: 

 

ATENCIÓN SELECTIVA: No hago bien mi trabajo pues no me manejo bien con el ordenador. Mi pareja es una desconsiderada, no me preguntó sobre el tema.

 

ANTICIPACIÓN: Si no consigo hacerlo, algo malo me sucederá. Si le digo lo que pienso se disgustará conmigo. Si lo hago, será peor.

 

GENERALIZACIÓN: Siempre me salen mal las cosas. Nunca se sacrifica por mi. Nadie se fija en mi.

 

CATASTROFIZACIÓN O EXAGERACIÓN: Me ha sucedido algo horrible. Eso es imposible. Soy incapaz de superarlo. Lo nuestro es un desastre.

 

PENSAMIENTO DICOTÓMICO: Todo me sale mal. Nada tiene sentido. Nadie me quiere. Nunca voy a conseguirlo.

 

DEBERÍAS-OBLIGACIONES: Tengo que ser buena persona. Debo controlar mis sentimientos. Tiene que salir bien. Tenemos que hacerlo así. 

 

JUSTICIA: Es injusto que me hable así. No es justo lo que ha sucedido. 

 

MINUSVALORIZACIÓN:  No merezco conseguirlo. No soy nada para él/ella.

 

Detecta tus distorsiones cognitivas e ignoralas, haz lo que te guste sin tenerlas en cuenta, experimenta la libertad de Ser. 

 

Para ayudarte a detectar y gestionar estos pensamientos automáticos, puedes solicitar información a los psicologos especialistas en clinica de la comunidad de madrid

 

 

SANAR CON METAFORAS

AddThis Social Bookmark Button

 

Sanar con metáforas

 

En la vida cotidiana, se utilizan metáforas sencillas para entender eventos complicados; tal es así, que en la lengua española, hay una gran tradición de refranes populares que tienen un efecto metafórico en la mente humana. 

 

Muchos psicologos espcialistas en psicología clinica de Madrid siguen las bases de la terapia de aceptación y compromiso, que utilizan las metáforas como poder sanador de la mente. 

Estas metáforas, permanecen intactas en la mente de las personas y les acompañan siempre que las necesitan para entender o explicar cosas que por su gravedad o impacto emocional, son complicadas de elaborar e interpretar.  Muchos de estos refranes y metáforas nos ayudan a generalizar, y esto, aun siendo un sesgo del pensamiento, nos ayuda a introducir en nuestros esquemas información del mundo caracterizado por el devenir, el cambio y el azar; de este modo  nos aporta una sensación de control sobre nuestro medio.

En terapia psicológica, nos hemos dado cuenta del gran poder sanador de las metáforas y las hemos incluido en nuestra forma de  acompañar a las personas  en su evolución hacia el bienestar;  es tan valioso su efecto que, en ocasiones narrando una sencilla metáfora, conseguimos hacer entender algo que por otras vías nos es mucho más complicado.

 

Ahí va una metáfora cargada de sentido…

 

Tomar una dirección en nuestra vida es como dirigirse hacia el Este, no importa cuán lejos se vaya hacia el Este; siempre se puede ir un poco más en esa dirección (siempre hay más Este, nunca se acaba). Cuando uno está dirigiéndose hacia el Este, se puede elegir un punto en el horizonte, la cima de una montaña, o un árbol en una gran planicie, y dirigirse hacia allí.

 

 

De la misma manera,  caracterizamos las metas a largo plazo como puntos en el horizonte: no son fines en sí mismos, más bien son lugares a lo largo del camino que nos pueden ayudar a seguir orientados en nuestro viaje. Esta metáfora puede ayudarnos también a ilustrar el valor que tiene echar una mirada ocasional a nuestros pies, para ver donde debe darse el siguiente paso.

 

Si pasamos demasiado tiempo mirando a ese punto  en el horizonte, podemos tropezar con algún obstáculo que está justo delante de nosotros. Por otra parte, si prestamos demasiada atención a  cada paso, evitaremos el obstáculo que está enfrente, pero si no nos orientamos ocasionalmente hacia nuestro punto en el horizonte, podemos perder el rumbo fácilmente. Viajar hacia lo que valoramos implica necesariamente una cierta tensión entre prestar atención al próximo paso y controlar hacia dónde nos dirigimos.

 

¿Hacia donde te diriges?

La sustancia de la felicidad.

AddThis Social Bookmark Button

CÓMO GENERAR ENDORFINAS

 

Las endorfinas  conocidas como “la sustancia de la felicidad” , son neurotransmisores  segregados por la hipófisis, una glándula muy pequeña que se encuentra en la base del cerebro humano. Se distribuyen por todo el sistema nervioso. Son potentes analgésicos y se liberan como respuesta al dolor y al ejercicio intenso provocando sensaciones agradables y de placidez.  Las endorfinas son necesarias para mantener una vida saludable y positiva. A continuación  recomendaré varias acciones que se pueden realizar en la vida diaria para liberar endorfinas y así sentirte mejor y mirar la vida desde el lado del vaso medio lleno.

 

¿Por qué liberar endorfinas?

 

Hoy sabemos el efecto positivo de estos neurotransmisores y además sabemos cómo generarlos, ¿por qué no generar endorfinas si sabemos cómo? ¿Prefieres tener una vida apática y sedentaria  o en cambio un mejor estado de ánimo, ganas de hacer cosas y experimentar y vivir la vida? Yo lo tengo claro, ¿tú?

 

      PARA LIBERAR ENDORFINAS PUEDO…

 

Hacer deporte: El sedentarismo que caracteriza la vida contemporánea y  es justo lo contrario que hemos venido haciendo como especie durante muchos años de evolución. Recuerda que como animales,  al comienzo salíamos a cazar y a recolectar frutos para poder comer. Naturalmente, ahora ya no necesitamos más que ir al súper para encontrar todo lo que necesitemos.  El hacer de deporte, o una actividad física moderada, nos acerca a esta necesidad innata de movimiento y que genera endorfinas por un tubo. Si no estás habituado  puedes empezar por ir caminando a los lugares que tengas cerca, a comprar, a caminar por la calle un ratito todos los días, y poco a poco verás como la función adictiva de las endorfinas va haciendo su efecto y querrás ir  aumentado progresivamente el tiempo de ejercicio físico. Te sentirás mucho más relajado y feliz de una forma sencilla y baratísima.

 

Practicar la meditación: La meditación oriental ha dejado un gran legado en occidente, la mente tiene la gran capacidad de predecir, planear, recordar y ¡pre- ocuparse!; esto es maravilloso y es en sí mismo característico del ser humano pero, nos aleja en muchas ocasiones de disfrutar del presente, la capacidad de estar presente, con  atención plena a lo que esté sucediendo en un preciso instante, es sinónimo de salud mental, sin juicios, sin reacciones condicionadas, dejamos libertad a la mente para simplemente sentir lo que ocurre dentro y fuera de nuestro cuerpo y nuestra mente. Como un niño que está aprendiendo, que no posee  el recuerdo de experiencias previas… Muchos  estudios  demuestran que la meditación reduce los niveles de stress y cambia progresivamente el funcionamiento del cerebro. El estar más relajado ayuda a que el efecto de las endorfinas sea más notable en el organismo.

 

 

Disfruta del  contacto social: somos seres sociales por naturaleza, necesitamos de los demás para aprender a regularnos emocionalmente cuando somos pequeños y cuando somos adultos construimos la vida dentro de un entramado social. El hecho de relacionarnos, hablar, mirarnos a los ojos, un abrazo, la risa y el sexo… hace que nuestras estructuras cerebrales se pongan en marcha y hagan que la hipófisis segregue más endorfinas. El refuerzo social es importantísimo para una vida saludable.

 

 

Crea: la creatividad, es una capacidad innata del ser humano, ¿cómo sino explicaríamos la capacidad evolutiva de nuestras sociedades? Inventos industriales, tecnológicos, agrarios, médicos, etc.

Por el contrario vivimos en un entorno cada vez más desnaturalizado, y que no cubre nuestra necesidad de creatividad. Es preferible que se homogenice la población, no que cada uno sea autentico y creativo, por tanto, siendo conscientes de esto, ¿por qué no desarrollar una actividad que nos guste y que cubra esta necesidad? Pintar, escribir, decorar, cocinar,  son un ejemplo de actividades que desarrollan nuestra creatividad de una forma sencilla ¿por qué no empezar por algo así?

 

Escucha música, alta  y ¡baila! la música alta ayuda a liberar endorfinas y además, de este modo, liberarás estrés acumulado en el organismo, tiene efectos parecidos al hacer deporte y al  escuchar música ayudamos a las emociones a liberarse cuando están bloqueadas. Te sentirás mejor expresando con tu cuerpo lo que a veces tu mente no comprende...

Espero que sirvan de ayuda estos pequeños consejos...

 

 

Aprende a tener plenitud en tu vida con los psicologos expertos en clinica de madrid.

La práctica de la atención plena.

AddThis Social Bookmark Button

FUNDAMENTOS DE LA PRÁCTICA DE LA ATENCIÓN PLENA: ACTITUD Y COMPROMISO
Capítulo 2 del libro de Jon Kabat - Zinn, "Vivir con plenitud las crisis"


El cultivo del poder sanador de la atención plena requiere mucho más que seguir de forma mecánica
una receta o un manual de instrucciones. Ningún proceso de aprendizaje se asemeja a éste.
Sólo cuando la mente se encuentra abierta y receptiva pueden producirse el aprendizaje, la
visión y el cambio. Al practicar la atención plena tendremos que incorporar al proceso todo nuestro
ser; no basta con adoptar una postura meditativa y ponemos a pensar en que algo ocurrirá, ni
poner un casete y creer que éste va a "hacer algo" por nosotros.
La actitud con que emprendemos la práctica de prestar atención y de estar en el presente es crucial.
Constituye la tierra en que cultivaremos nuestra capacidad de calmar nuestra mente y relajar
nuestro cuerpo, de concentramos y de ver con más claridad. Si esa tierra es pobre, es decir, si
nuestra energía y compromiso de practicar son bajos, será difícil generar una calma y un relajamiento
de cierta consistencia. Si esa tierra está realmente contaminada, es decir, si nos forzamos
a sentirnos relajados y a pedirnos que "algo ocurra", se volverá totalmente yerma, con lo que llegaremos
a la rápida conclusión de que "la meditación no funciona".
Cultivar la conciencia meditativa requiere una forma completamente nueva de contemplar el
proceso de aprendizaje. Dado que el pensamiento de saber lo que necesitamos y de adónde queremos
llegar está tan enraizado en nuestra mente, podemos caer con gran facilidad en el error de
intentar controlar las cosas para hacer que sean de "nuestro gusto", que sean de la forma en que
las queremos. Sin embargo, esta actitud es antitética al trabajo de la conciencia y de la sanación.
La conciencia requiere solamente que prestemos atención a las cosas y que las veamos tal como
son. No requiere que cambiemos nada. Y la sanación necesita receptividad al tiempo que aceptación,
una sintonización con la vinculación y la integridad. Nada de ello puede forzarse , del
mismo modo que tampoco podemos forzarnos a dormir. Tenemos que crear las condiciones adecuadas
para poder conciliar el sueño y dejarlo ahí. Lo mismo sucede con la relajación. No puede
conseguirse a fuerza de voluntad. Ese tipo de esfuerzo producirá solamente tensión y frustración.
Si nos acercamos al proceso de meditación pensando: «esto no va a funcionar, pero lo haré de
todas maneras», lo más probable es que no sirva de mucho. La primera vez que sintamos dolor o
incomodidad, nos diremos: «¿Lo ves? Sabía que no se me iba a ir el dolor», o «Sabía que no conseguiría
concentrarme», lo que confirmará nuestras sospechas de que no iba a funcionar, y lo dejaremos.
Sí nos acercamos como "auténticos creyentes", seguros de que éste es el camino que debemos tomar,
de que la meditación es "la respuesta", lo más probable es que también salgamos decepcionados.
En cuanto nos encontremos con que somos la misma persona que éramos y que este trabajo
requiere esfuerzo y firmeza y no solamente una fe romántica en el valor de la meditación o
de la relajación, veremos que contamos con mucho menos entusiasmo que al principio.

En la clínica antiestrés, nos encontramos con que quienes llegan a ella con una actitud escéptica
aunque abierta obtienen mejores resultados. Su actitud es la de: «No sé si esto va a funcionar o
no . Tengo mis dudas, pero voy a intentarlo lo mejor que pueda y veremos qué ocurre».
Por tanto, la actitud que aportemos a la práctica de la atención plena será sumamente determinante
del valor que tenga a largo plazo para nosotros, siendo ésa precisamente la razón por la
que cultivar determinadas actitudes, teniendo conciencia de ello, puede servir de gran ayuda para
lograr el máximo del proceso de meditación. Esas actitudes nos recordarán en cada momento,
en primer lugar, por qué practicamos. El mantener en la mente determinadas actitudes forma, de
hecho, parte del propio entrenamiento; una manera de dirigir y canalizar nuestras energías para
que puedan actuar con mayor eficacia en el trabajo del crecimiento y la sanación.

Donde nos encontramos

Somos psicólogos de Madrid con amplia experiencia. Disponemos de un equipo de psicólogos especialistas en psicología clínica.